Caracol de Mar, un tesoro culinario escondido en la CDMX

Pasado, presente y futuro en una conjugación perfecta que evoca al paradisíaco Perú con un platillo tanto único como exquisito.

Un ceviche es un platillo que, sin duda, nos transporta a un lugar fuera de la ciudad; un sitio paradisíaco en el que la brisa marina y el verano nos acogen y nos ayudan a desconectarnos, aunque sea por espacio de unos minutos, de la rutina citadina (incluida la culinaria). Mejor aún si ese manjar es acompañado de un exquisito brebaje, como lo es el mezcal. 


Para quienes disfrutan de consentir su paladar con lo mejor del océano y la tierra, llega Caracol de Mar, un nuevo concepto de restaurante creado por Grupo Contramarpropuesta que tiene como platillo y bebida insignia el Ceviche de Pesca y el Jamaica Mezcal. Bajo la dirección de Gabriela Cámara, el exquisito menú con inspiración de raíces peruanas por el chef Álfaro Vásquez, una verdadera experiencia gastronómica.


Caracol de Mar respeta la calidad de la materia prima y utiliza los mejores ingredientes de cada temporada


La idea de poner como platillo estelar al Ceviche de Pesca es exponer a los comensales las diferentes etapas de trayectoria que ha vivido el chef Álvaro Vásquez a lo largo de su carrera profesional y conocerlas en una receta única y por demás excepcional. Vázquez conjura en un solo platillo reminiscencias de su pasado, momentos de su presente e ideales del porvenir. Para explicar el pasado, el chef incluye la leche de tigre y la técnica que se utiliza para preparar el clásico ceviche peruano; para el presente, se incluye al platillo la diversidad de ingredientes que existen en la despensa mexicana, utilizando hoja santa, aguacate y por último el maíz; el cual establece el punto de conexión que une a Perú con México. Para exponernos el futuro, se introduce la pesca y el amor al mar al utilizar productos de temporada para fomentar la pesca sostenible.


Y para acompañar, el icónico e imperdible del restaurante: Jamaica Mezcal. Un cóctel pensado en sacar los sabores de México, utilizando productos locales y dando un toque especial de especias y chile; hecho a base de una reducción de flores de jamaica, mezcal, licor de chile, sal negra y jarabe de habanero.


La gastronomía es un arte, y sus artistas, los chefs. En Caracol de Mar, podemos presenciar la maestría culinaria de un artífice que, a través de la comida (su creación), nos va relatando una historia de amor, tradición y cultura.


Artículo por: https://www.lofficielmexico.com/food/caracol-de-mar-un-tesoro-culinario-escondido-en-la-cdmx